jueves, 18 de abril de 2013

Consejos para padres de jóvenes con alta capacidades intelectuales


  • En primer lugar queremos resaltar que los jóvenes superdotado por muy inteligente, comprensivos y madurez que presentan no deja de ser emocionalmente un niño con las necesidades afectivas que le corresponden a su edad cronológica.
  • Debemos aprovechar todo el potencial que tienen estimulando su aprendizaje. Pero sin llegar a  presionar ni imponer metas demasiado elevadas. Nuestra función debe ser más bien de acompañamiento de su trabajo, de animarle a aprender fomentando su creatividad.
  • Los problemas que más suele aparece en la alta capacidad intelectual son: aburrimiento, desmotivación, apatía, aislamiento, falta de empatía.
  •  En ocasiones puede aparecer sintomas  de depresión y ansiedad expresada mediante repetidas somatizaciones (dolores de barriga, nauseas, problemas de sueño, etc.). 
  • Deben saber escuchar a su hijo. Ellos tienen la necesidad de expresarse y que sean escuchados. Frecuentemente se pueden sentir oprimidos por situaciones que no les parecen lógicas o justas. Si su hijo con alta capacidad intelectual tiene otros hermanos es necesario disponer de una atención individual exclusiva para él.
  • Debemos entender que siempre van a tener la necesidad de saber más. Su potente mente necesita canalizar esa energía. Ante esto, proporcionemosle acceso a diferentes fuentes de información tales como libros, ordenadores, internet, enciclopedias, etc. Debemos apoyar sus intereses y pasiones en la medida de lo posible. No queramos imponer un futuro desde nuestra perspectiva y expectativas respecto a su potencial.
  • Es interesante planificar y compartir viajes con ellos, visitar museos,ir al cine, teatro, exposiciones científicas, lugares históricos, etc.
  • Para jugar y trabajar en casa siempre preferirán aquellos juegos o actividades que supongan un cierto esfuerzo mental, en especial, de ingenio y creatividad. Por el contrario se aburrirán con juegos demasiado simples o independientes de sus propios recursos.
  • Recordemos siempre que disponen de una gran agudeza para conectar con los problemas de la vida o de los adultos. Por tanto, son niños susceptibles de sufrir desequilibrios emocionales si su entorno no es afectivamente estable, se producen dificultades en la familia (separaciones, pérdidas, etc.) o simplemente no se sienten acompañados o comprendidos.
  • Pese a sus altas capacidades de comprensión del entorno social, pueden sufrir cierto rechazo por parte de otras personas. Suelen ser etiquetados como: "sabelotodo" u otras. Debemos estar atentos a cualquier tipo de marginación por parte de los iguales dado a que ello incide directamente en su autoestima.
  • Hay que evitar comparaciones con hermanos, familiares u otros. No favorecerles elijiendoles para algo simplemente por su condición de superdotado. Esto puede causar celos entre los hermanos, rivalidad y rechazo con sus iguales.
  • Debemos enseñar disciplina y poner límites a sus conductas como lo haríamos con cualquier otro hijo. La superdotación no puede ser nunca una excusa para un comportamiento inaceptable.
  • Finalmente puede que como padres o familiares de un niño superdotado puedan no saber exactamente cómo actuar en determinadas situaciones. Cada niño es diferente y eso también ocurre con los niños superdotados. Pidan consejos a especialistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada